Incentivar la práctica del deporte entre el personal de una empresa refuerza, entre otras cosas, el trabajo en equipo y el compromiso. Muchas empresas hoy en día han decidido implementar equipos deportivos entre los colaboradores y realizar campeonatos internos. Otros contratan entrenadores para impartir diferentes disciplinas en la oficina.

Estas actividades traen grandes beneficios a la compañía, por ejemplo:

  1. Libera el estrés y las tensiones. Esto genera bienestar en el personal y repercute positivamente en el desempeño laboral.
  1. Mejora la relación entre el personal. Realizar actividades fuera del ambiente de oficina favorece el clima laboral y disminuye los conflictos que pueden surgir en el día a día.
  1. Fomenta el trabajo en equipo. Las personas se comprometen más cuando forman parte de un equipo,  tanto en el ámbito deportivo como laboral. 
  1. Respeto y comportamiento. Las reglas deportivas mejoran los hábitos de respeto y comportamiento de las personas, lo cual se ve reflejado en el ambiente laboral.
  1. Mejora la salud. Al llevar una vida más activa, se reducen los problemas de salud. Esto reduce el ausentismo por enfermedad.

Ahora que sabemos que incentivar la práctica del deporte en las empresas mejora el clima laboral, reduce el ausentismo y aumenta el compromiso entre los colaboradores, ¿estás dispuesto a implementarlo?

Dejar un comentario