¿Sabías que tu cerebro convierte una acción en hábito después de repetirla durante veintiún días?

Nuestro cerebro tiene la flexibilidad suficiente para adaptarse a nuevos hábitos pero no le gusta adoptarlos de manera inmediata.

La manera en la que los adopta es ahorrándole esfuerzos al cerebro, realizando la acción que deseamos convertir en hábito, 21 días seguidos.

¿Qué puedes hacer para crearte un hábito?

Marca tus objetivos de manera gradual
Necesitas de motivación y voluntad para crearte hábitos. Intenta cambiar paso a paso, ya que si cambias demasiadas cosas tu mente colapsará y no alcanzarás tus objetivos.

Prepara tu entorno

Intenta eliminar de tu camino las cosas que solo evitarán llegar a tu meta y caer en la tentación y agrega elementos que te motivarán. Por ejemplo, si deseas comenzar con el hábito del running crea un playlist con tu música favorita para escucharla mientras lo haces. Cada pequeña cosa que hagas para reafirmar el nuevo hábito es importante.

Visualiza el resultado
Tómate un tiempo para visualizar la manera en la que el nuevo hábito mejorara tu calidad de vida. Recuérdalo cada vez que lo creas necesario.

Sé constante
No te permitas excepciones hasta que hayan pasado esos 21 días. Recuerda que es un proceso y necesitas de disciplina. Un simple descuido hará que tengas que comenzar desde ceros.

¡Ánimo! Con dedicación y constancia lograrás tus objetivos.

 

 

Fuente: http://www.menshealth.es/fitness/articulo/como-cambiar-de-costumbres

Dejar un comentario